Ver

Contenido Principal

El incendio más violento de los últimos 15 años arrasa 550 hectáreas entre los Bienes Comunales y Portugal.


El fuego ha arrasado  unas 400 hectáreas en la localidad y unas 150  hectáreas en Mourâo (Portugal), el fuerte viento racheado y un torbellino en llamas han complicado las labores de extinción prolongándolas durante seis horas.

Imagen

El jefe de bomberos voluntarios de la localidad José Luís Andrade comunica a este Diario, que han recibido la llamada de aviso de incendio sobre las 15.10h del mediodía, según sus informaciones el fuego se ha producido debido a una cosechadora que estaba trabajando. El fuego se ha originado en los campos de los Bienes Comunales en el giro de  "Las Campiñas" y "San Amador" entre los lotes 13 y 14 llegando hasta Portugal.

Las labores de extinción han resultado muy complicadas aunque afortunadamente no hay que lamentar ningún herido, el incendio ha requerido el traslado de numerosos efectivos de diferentes puntos de España y de Portugal, entre ellos se han desplazado tres helicópteros uno de Valencia de Alcántara, otro de Don Benito y un tercero de Monesterio, hasta el lugar del fuego han llegado seis camiones de bomberos de (Portugal) concretamente desde Alandroal, Mourâo y Évora, y cinco camiones de España pertenecientes uno a Olivenza, otro a Jerez de los Caballeros, uno del Plan Infoex bomberos forestales y dos de la localidad, además de las dos pick up del Plan Infoex, más 15 efectivos pertenecientes a los bomberos voluntarios de Villanueva del Fresno, dos parejas de la Guardia Civil, siete tractores del pueblo y numerosos agricultores y vecinos del municipio.

Sobre las nueve de la noche el incendio se daba por extinguido aún y así quedaba un retén y un camión del Plan Infoex en vigilancia, Andrade incide en que el gran problema de la violencia del fuego se ha debido a las fuertes rachas de viento variables, que han sido las que han influido en que el fuego haya sido muy conflictivo, de tenerlo prácticamente dominado ha pasado a arder con gran virulencia, debido a que se ha originado un torbellino en llamas de más de 30 o 40 metros de altura, que se ha desplazado a una cañada en la que iba prendiendo fuego a todo lo que encontraba a su paso y que nos ha obligado a salir corriendo para no quemarnos". José Luís Andrade estima que el incendio además de las hectáreas de trigo ha consumido unas 12.000 alpacas, aunque todavía no se han evaluado los daños al detalle por los propietarios.

FUENTE: www.hoyvillanuevadelfresno.es

Noticia de Almudena Parra.