Página Entidad

Bloque Principal

icono
Castillo Fortaleza
usted está en Patrimonio Histórico » Castillo Fortaleza
Imagen Principal de la Página

En 1.385 año de la batalla de Aljubarrate, el Condestable D. Nuno Alvarez Pereira entró en Villanueva del Fresno para liberar a unos prisioneros que, previamente Soldados Gascones de Guarnición en la villa, habían apresado en Portugal.

Con motivo de la visita el Condestable describe la villa y fortaleza como “una fuerte torre llamada Castillo de Homenaje y todo lo demás arrabal abarracado y con palenques…y una iglesia que hay allí”


Tras esta primera descripción, el castillo no tardó en hacerse fuerte dada su estructura y situación.”

De él partía la muralla que circundaba la Villa y que por una y otra parte remataba en el Castillo, situado para donde nace el sol. Extendiéndose la villa en forma prolongada.” Según relata el Conde de Ericeira.

Además de esta muralla, existía otra de fuertes y altos muros, con torreones bien trazados, que protegía la fortaleza.

En ésta, que constituía el núcleo de toda la fortificación, se elevaban tres torres; la más alta de ellas, conocida por “Torre del Castillo” era de planta cuadrangular, de grandes dimensiones y recios muros.

Rodeaba la muralla exterior una barbacana bien hecha y un foso no muy ancho. Disponía pues de tres retiradas.

Al final del Ejido del Castillo, junto a la entrada del Callejón del Convento se encuentran restos de la antigua muralla, a ras del suelo.

Aún se conserva una gran cisterna que ha sido limpiada y cerrada hace unos años.

Actualmente las ruinas del Castillo han sido restauradas, consolidadas y el recinto se encuentra vallado debido a las labores de adecuación.

El 8 de Octubre de 1.643 alcanzó la Fortaleza de Villanueva del Fresno,(la más estratégica y mejor pertrechada de la zona), el Gobernador de las Armas Matías de Alburquerque encabezando un ejercito Portugués compuesto por 12.000 Infantes y 2.000 jinetes.

Tras diez días de asedio y cruenta batalla, la guarnición de Villanueva que contaba con 700 infantes y 70 soldados a caballo, enarbolan la bandera blanca y se rinden.

El Sr. Maestre de Campo D. Francisco de Geldres, Gobernador de la Villa y Castillo de Villanueva del Fresno hace entrega de la plaza, el 18 de octubre. No sin antes celebrar consejo con los Oficiales de Milicia y naturales de la villa ante los cuales declaró:

“Notorio es el valor con que se ha peleado nueve días contra un ejército de gente tan arrojada que desprecia la vida…quiero que sepan que en esta plaza se hallan 500 soldados, municiones, armas y provisiones, de suerte que no podremos decir que por falta nos rendimos.
Digan sus pareceres con la consideración que los españoles no tienen otro caudal que su valor…si uno sólo de los mandos fuera de contrario parecer a rendirse, no entregaría la plaza sin perder la vida”

Castillo, muralla, fortificaciones y demás casas de la villa fueron minadas y voladas en 1646.

En los antiguos documentos locales, Solano de Figueroa describe el abatimiento en que quedó Villanueva tras ser arrasada, con esta frase: “Tan sordos están aquellos campos que es menester hablar por señas”.

Hechos históricos y datos recopilados por los historiadores D. Hilario López y D. Carlos Barreto. A los que agradecemos tan encomiable labor. Gran herencia para todas las generaciones.